domingo, 22 de febrero de 2015

Luis Seoane só participaba en exposicións colectivas solidarias e de denuncia, hoxe faría o mesmo





(do catálogo “HOMENAJE AL VIET-NAM DE LOS ARTISTAS PLÁSTICOS” Buenos Aires 1966

HOMENAJE AL VIET-NAM

Este es nuestro homenaje al Vietnam y a Santo Domingo, a los campesinos, a los guerrilleros y a todos los pueblos que luchan contra quienes los oprimen en nombre de la Civilización Occidental.

A ellos nuestra admiración y a ellos nuestro reconocimiento: porque ellos están peleando también por nosotros.
Esta es también nuestra denuncia.
Cuando se dice Civilización se está diciendo cultura, trabajo, arte, ciencia, técnica. Y esas son nuestras actividades. Cada vez que escuchamos que se bombardea un pueblo, tortura un campesino, se arrasa una aldea; cada vez que leemos, todos los días, la contabilidad de asesinatos realizados en nombre de la Civilización Occidental, nos sentimos aludidos, responsables; nos sentimos incluidos a la fuerza entre los fabricantes de justificativos para bombarderos.

Pero eso es falso. Nadie, nunca, en ninguna parte ha hecho algo que se pueda llamar civilización o cultura, para que sea usado como bandera en otra “carnicería de vidas humanas”, en otra “matanza infernal”, en otro “ultraje a la civilización”. Y los que creen poder hacerlo, se equivocan: sólo hacen disfraces para criminales. Nosotros denunciamos como siniestros impostores a quienes pretenden ampararse en la cultura  y en la civilización para destruir toda cultura y toda civilización.

Los pretextos que se esgrimen no logran engañar a los pueblos de América, puesto que en el pasado, antes de que EE.UU. pudiese esgrimir el peligro comunista, por la no existencia de tal peligro, otros argumentos sirvieron a los imperialistas norteamericanos para apoderarse de Puerto Rico, de una parte importante del suelo mexicano, hacerse dueños del territorio panameño e intervenir militarmente por primera vez en 1916, un año antes de la Revolución Rusa, en el Santo Domingo que se volvió a intervenir en 1965, esta vez con el pretexto del mentido avance comunista. En nombre, pues, de toda la América vejada por ellos en el pasado y en la actualidad y de los pueblos del mundo que pretenden oprimir valiéndose de la ocupación sangrienta y de la guerra para servir sus intereses imperialistas, nos dirigimos a la opinión pública para que nos secunde. Lo hacemos en nombre de la libertad, de los derechos civiles de los ciudadanos, de la autodeterminación de los pueblos, principios que orientaron el nacimiento de nuestra patria y de las otras americanas.

En este homenaje nos hemos reunido artistas de todas las tendencias plásticas con gente de las letras, la ciencia y otras actividades. Tenemos diferentes ideas sobre nuestro trabajo y también sobre política. Pero todos pensamos que hay algo mucho más importante que nuestras diferencias: es nuestra unánime condena a la barbarie que demuestra el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica en su declarada intención de dominar al mundo por el terror.   

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario